Portada » Guía para cultivar marihuana » Cómo Germinar Semillas

Cómo plantar semillas de marihuana o clonar una planta de cannabis

Podemos dividir el arte de cultivar cannabis en dos grandes habilidades: la habilidad para replicar cepas ya creadas y la habilidad para crear nuevas cepas con genética novedosa. Aquí te vamos a enseñar cómo plantar tus semillas de marihuana o cómo clonar una planta de cannabis. Ambas serán muy útiles para aprovechar tu cultivo al máximo. 

Llegado a este punto, hay dos maneras de hacer el trabajo: cultivar desde clones y cultivar desde semillas. 

Tabla de Contenidos

1. Clonar la marihuana

cuando cortas una parte de una planta de marihuana estás creando un clon. Este proceso se llama propagación vegetativa. Cuando este clon es expuesto a las condiciones correctas se desarrollarán nuevas raíces y crecerán en una nueva planta. 

Esquejes
trucos germinar semillas marihuana
2. Cultivar desde semillas

El polen de la planta masculina polinizará los órganos de la femenina, con lo que el resultado serán semillas. Las semillas son básicamente una planta minúscula, una especie de embrión. Cuando una semilla se encuentra con las condiciones perfectas en términos de tierra, temperatura y humedad se convertirá en una planta hecha y derecha. Ese es nuestro objetivo. Si eliges cuidadosamente tus plantas masculinas y femeninas puedes usar este proceso biológico para crear variaciones de tus plantas y crear un producto completamente nuevo. Las semillas funcionan como el ADN humano, es decir, siempre son algo diferentes a sus ´progenitores´. Los clones, en cambio, te permiten recrear exactamente la misma planta. De esta forma, tendrás que tomar la decisión de cuál será tu objetivo. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Cómo clonar una planta de marihuana

Debido a que una planta consiste en células indiferenciadas -llamadas meristemos, que pueden convertirse en raíces, flores y otras partes de la planta- tienen la habilidad de crecer como una nueva a partir de un corte. Es lo que llamamos clonar una planta.

Las nuevas plantas serán idénticas a la planta madre, por ello es por lo que llamamos “clones”. Este método es muy efectivo si quieres exactamente la misma planta, en términos de género, flores y efectos. De esta forma, es la forma más popular de propagar tus plantas de cannabis.

Aunque quizá la palabra clonar te suena complicado y a ciencia ficción, especialmente cuando hablamos de animales o humanos, lo cierto es que es bastante fácil para plantas.

Esto es lo básico que necesitarás:

  • Una cuchilla afilada
  • un vaso pequeño o un contenedor de plástico de tamaño medio.
  • una botella con espray para echar agua (estilo peluquero)
  •  alcohol para frotar
cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Consejos útiles para clonar plantas de cannabis:

  • Mantén siempre una planta madre. No te ocupará demasiado espacio y siempre podrás volver a ella si quieres su genética. 
  •  Elige siempre la planta más sana para replicarla. Parece algo obvio, pero no todo el mundo lo hace. 
  • Asegúrate de regar tu planta madre abundantemente durante los 2 o 3 días previos a cortarla, ya que esto hará que el nitrógeno se vaya lo que hará que sea más fácil que las nuevas plantas echen raíces. 
  • Usa agua destilada para regar tus plantas en el médium. La fibra de coco funciona bastante bien o puedes utilizar cubos de otros materiales como cubos de plástico estilo Rockwool o Oasis. 
  • Estiriliza tus manos, tus cuchillas y usa alcohol antes de empezar. Los cortes son algo bastante delicado. 
  • Usa un tallo que esté creciendo de tu planta. Alguna que tenga uno o incluso dos hojas. Que tenga de 8 a 15 cm. Corta algunas ramas para asegurarte de que crecerán bien. 
cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

La habitación de cultivo perfecta para tus plantas

En el capítulo anterior te explicamos cómo preparar la habitación perfecta para el cultivo de marihuana. Prepara un agujero en tu médium que usas para cultivar. Deberás introducir con cuidado tus cortes en este médium. La idea es que funcione rápido para que no tengas que regar con agua tus cortes. Sé muy cuidadoso con estos cortes, especialmente cuando los estés introduciendo en el medium. 

Cuando estés trabajando con estos cortes asegúrate de que se mantienen húmedos hasta que hayan desarrollado un nuevo sistema de raíces. Eso sí, recuerda que quieres mantener estos cortes húmedos, pero no mojados. Si están demasiado mojados causarán hongos o moho, algo que queremos evitar. Usa tu espray para regar, a ser posible con agua destilada. Deberías regar cada dos días, pero estate atento para que tu médium nunca se quede seco. 

Quizá quieras usar una especie de cúpula o cubierta para sujetar tus plantas. Las cubiertas de plástico elevarán la humedad. 

Cannabis de una semilla

Tienes que tener en cuenta que tus cortes necesitarán también de luz natural. Llévalas a algún lugar en la que llegue la luz del sol una usa un espectro de luz adecuado si quieres que crezcan en el interior.

Un par de semanas después de todo este proceso, tus cortes deberían comenzar a echar raíces. Ahora será el momento de retirar esas cubiertas de plástico y ver si las plantas se sujetan por ellas mismas. No retires ninguna hoja amarilla hasta que la planta haya echado bien raíces. Una vez que hayan echado bien raíces, las podrás mover a tu sistema hidropónico o a la tierra. Tenemos ya una nueva planta de cannabis.

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Cómo cultivar marihuana a partir de una semilla

Si quieres cultivar unas plantas nuevas con las que no hayas trabajado antes o si quieres experimentar con algunas variaciones en tus propias plantas, las semillas son la mejor forma para realizarlo. Las puedes comprar en cualquier banco de semillas que hay por internet. 

Para cultivar semillas deberás usar un médium estéril para prevenir que éstas se infecten con hongos. Usa un médium profundo con suficiente espacio para que crezcan las raíces. Empapa bien las semillas en agua durante 2 o 3 horas, y después ponlas en tu médium. Asegúrate de que las semillas estén templadas y húmedas. No necesitas ningún tipo de fertilizante por el momento.

También deberían recibir luz natural (o artificial pero bien gestionada desde tus lámparas) y aire. En este punto, el riego es lo más importante. Las tienes que tener medianamente húmedas pero nunca empapadas. Aquí también puedes utilizar una campana de plástico. La mayoría de las semillas germinarán al cabo de 5 días. Después de dos semanas deberás ver todas ellas.

Una vez que las semillas han empezado a crecer, es buena idea comenzar a usar fertilizantes con suplemento tónico. 

¡Elige tu semilla de cannabis perfecta para comenzar!

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Haz crecer tu planta de maría como un profesional

En este artículo te hemos enseñado a hacer crecer tus plantas de dos formas diferentes:

  • Haciendo cortes o esquejes y clonando exactamente tu planta
  • Haciéndolas crecer de semillas para nuevas cepas o variaciones de la original. 

El ambiente atmosférico ideal para tus semillas o tus cortes es bastante similar. Vas a necesidad unos recipientes, un médium para hacerlas crecer, luz y soportes, así como una botella con agua, filtrada a ser posible. Mantenlas a temperatura templada y estable, húmedas pero nunca mojadas y con expuestas a luz. Mejor que no haya viento ni brisa. 

No toques los esquejes. 

No remuevas las semillas cuando estén en el medium.

Vas a necesitas unos cuantos días de paciencia y observación para ver si tus plantas llegan al momento deseado. Si consigues mantenerse pacientemente a la espera, en unos días podrás ver unas preciosas plantas con un rendimiento espectacular. En este caso, la paciencia y cuidar los detalles higiénicos te llevarán al éxito. Pequeño saltamontes, ten paciencia.

Es hora de preparar nuestro sistema de ventilación para el cultivo de marihuana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te pierdas ninguna novedad