Portada » Guía para cultivar marihuana » Consejos para Crecer la Marihuana

Mejores consejos para la fase vegetativa de tus plantas de cannabis

En este artículo vamos a hablar de la fase vegetativa de tu plantación de cannabis, con lo que damos por hecho que ya has plantado tus semillas o tus clones. Después del proceso de propagación, habrá crecido una pequeña planta bebé de marihuana. Probablemente hayas usado un médium especial o campanas de plástico para ayudar a este crecimiento inicialmente. Ahora tendrás plantas totalmente nuevas de marihuana de las que encargarte. Es el momento de encontrar el lugar perfecto en tu habitación de cultivo y mejorar su salud, fuerza y forma. 

Ya hemos comentado en multitud de ocasiones que la oportunidad que tienes al hacer tu cultivo indoor es que podrás crear las condiciones que deseas. La fase de crecimiento es muy importante para determinar la salud de nuestras plantas, por ello te queremos dar una serie de consejos al respecto. Por ahora, te hemos informado acerca de la luz, el aire y el agua de tu sistema hidropónico para que tengas unas plantas de marihuana muy fuertes. 

Tabla de contenidos

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Entrar en la fase vegetativa

La fase vegetativa empieza cuando tus plantas han desarrollado un sistema de raíces suficiente para conseguir agua sin una campana de humedad que fue usada anteriormente para tus semillas o esquejes. Da a tus plantas unos 5 o 10 días de transición. Poco a poco comienza a aumentar la iluminación y la ventilación. 

Consejo Pro 1: Iluminación durante el período vegetativo

En la fase vegetativa, necesitaremos unas 18 horas de luz para tus plantas. Usa todo el espectro de luz. Más luz = Crecimiento más rápido.

Lo primero es lo primero: si tus plantas están en buenas condiciones, la luz será el factor fundamental que determinará el crecimiento en esta fase. No dejes que se esfuercen en buscar luz mientras las tienes en una zona oscura. Además, vigila que no se quemen con tus lámparas en el caso de que sean demasiado altas. 

El objetivo que tenemos al hacer crecer tus plantas de marihuana es convertirlas en fuertes y sanas. Queremos que nuestros cogollos estén expuestos a la luz porque querremos que crezcan mucho más mientras pasamos a la fase de floración. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Entrando en la fase vegetativa

Como hemos dicho hace poco, la fase vegetativa comienza cuando tus plantas ya tienen una raíces suficientes para conseguir el agua sin la ayuda externa. Debes dar a tus plantas unos 5 o 10 días de transición. Comienza poco a poco a aumentar la luz y la ventilación. 

Consejo Pro 2: Ajusta tu mezcla de nutrientes para la fase vegetativa

Usa una solución de nutrientes con una alto grado de nitrógeno, fósforo medio y potasio medio-bajo. El ratio de NPK debe ser 2-1-1, 4-2-1, 6-3-2 o similar.

En este punto querrás cambiar tu mezcla de nutrientes a la fase vegetativa y de floración. Tus plantas tienen otras necesidades que en la fase de plantación de nuestras semillas o esquejes. 

Fase Vegetativa

Hay algunas marcas como General Hydroponics, Advanced Nutrients y Fox Farm que nos hacen la vida más fácil vendiéndonos trios con una mezcla planificada de antemano para cada fase y ciclo de crecimiento. Para más información acerca de estos nutrientes, consulta nuestro artículo sobre los Mejores Nutrientes para Cultivar Marihuana. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Cómo debemos cuidar nuestras plantas de cannabis en estado vegetativo

Dale a tus plantas algo de tiempo para que se hagan fuertes en la fase vegetativa. Hazlas crecer hasta 18 cm de alto, con al menos de 3 a 6 ramas de hojas, antes de cambiar a la fase de floración. 

Tienes que pensar cuánto quieres que crezcan tus plantas. Si tienes muchas plantas, significará que tendrás menos tiempo hasta que tu habitación esté llena de cogollos. Un número menor de plantas significará que tus plantas pueden ser más grandes y altas hasta completar el espacio. Aquí puedes ver cómo montar tu habitación para el cultivo de marihuana. 

Depende de las cepas que uses, las formas y el tamaño de tus plantas variará. El equilibrio entre llenar tu espacio lo máximo posible y dar a tus plantas espacio para crecer lleva algo de experiencia. Por ejemplo, la Sativa crecerá un 150% hasta la fase de floración, pero la Indica sólo lo hará un 25% más. 

Consejo Pro 3: Consigue las macetas correctas para cultivar marihuana

Como regla, una maceta de 20 litros debería funcionar para cualquiera de los cultivos de casa, pero si estás buscando un uso comercial quizá necesites macetas de 25 a 35 litros. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Macetas de Cannabis: Por qué son importantes

El tamaño de tus plantas vendrá determinado por las raíces. Y la cantidad de raíces vendrá dado por las macetas o la red de recipientes que uses para tu cultivo. Otorga espacio a las raíces para que crezcan sin problemas, al igual que las plantas. Si planeas cultivar en tierra, tus plantas necesitarán riego más a menudo, especialmente si las haces crecer en pequeños contenedores. Por último, contenedores en los que las plantas puedan ‘respiran’ -en lugar de plástico- asegurarán que tus plantas reciban el aire necesario. 

Una de nuestras opciones favoritas en cuanto a macetas de cultivo de marihuana es la SIMBOOM de 12 litros que puedes encontrar en Amazon por 32€. 

Consejo Pro 4: Entrena y modela tus plantas para maximizar los rendimientos

Familiarízate con tácticas como el topping, la poda, fimming, entrenamiento de bajo estrés y entrenamiento de alto estrés (o super cropping)

Las mejores técnicas para hacer crecer tus plantas de marihuana

En la fase vegetativa estarás asentando las bases sobre cómo se desarrollarán tus plantas. Tus plantas, en la búsqueda de luz, se alargarán lo máximo posible, sobre todo si no se les ha dado una iluminación correcta (Ver aquí cómo conseguir la iluminación correcta de tu habitación). Si se les deja crecer de forma natural habrá muchos espacios en blanco entre los nodos y las ramas, lo que tendrá un efecto negativo en tu rendimiento. 

Si quieres maximizar tu rendimiento con plantas mucho más densas necesitarás saber algunas técnicas y trucos que emplean los cultivadores más expertos:

  • Topping
  • Fimming (FIM)
  • Defoliación
  • Entrenamiento de Bajo Estrés
  • Super Cropping / Entrenamiento de Alto Estrés
  • Cultivo en ScrOG

Topping o Poda Apical en las Plantas de Cannabis

Para realizar topping o poda apical usa una cuchilla, corta el tallo justo por encima de la segunda tanda de hojas empezando desde arriba. Ahora tu planta se concentrará en dos colas y crecerá fuerte en forma de Y. Dale a tu planta algo de tiempo para descansar después de realizar el topping porque este procedimiento ralentizará el crecimiento. Después de una pocas semanas podrás repetir el proceso una vez más. 

Realizando el topping obligaremos a las plantas a redistribuir sus hormonas de crecimiento de una manera más uniforme, lo que nos dará una estructura más extensa y con más puntos de floración. Además, podemos repetir el proceso varias veces, pudiendo obtener 4, 8, 16 e incluso 32 colas. 

Topping Cannabis

En comparación con una planta que crece de manera natural, una a la que se le ha realizado el topping puede crecer de 9 a 10 veces más. 

Eso sí, tienes que tener en cuenta que puede haber algunas desventajas. Estamos haciendo una herida a la planta y causándola estrés, con lo que es una invitación a que los hongos actúen o incluso los microbios. Aún así, el riesgo merece la pena porque nuestro cultivo será mucho más denso. 

Fimming (Pinching)

El fimming es similar al topping. Su nombre procede del acrónimo FIM por Fuck I Missed (Joder, he fallado). Consiste también en cortar una parte del tallo, y dicen que se originó debido a un cosechador inexperto que falló al cortar, de ahí su nombre. 

En este caso cortamos el 75-90% de la punta de nuestro brote principal usando nuestros propios dedos en lugar de una cuchilla. Algunos cosechadores creen que esto es más efectivo porque se pueden crear de 4 a 8 ramas del tallo principal en lugar de los 2 que conseguimos mediante el topping. 

Una vez realizado este proceso, debemos dar a la planta una semana para recuperarse y empezaremos a ver resultados con una planta mucho más frondosa, lo que mejorará nuestros rendimientos. Eso sí, este tipo de técnica no se puede llevar a cabo en las variedades de cannabis autoflorecientes, ya que el estrés de la poda detiene el crecimiento de las mismas. 

Defoliación del Cannabis (Quitando las hojas)

Quitar las hojas en la fase vegetativa ralentizará el proceso de crecimiento de nuestras plantas. Sólo deberías quitar las hojas de una planta sana. Te permitirá controlar la forma y la velocidad de crecimiento de tu planta. Usa esta técnica para crear una planta más pequeña que exponga su cogollo a la luz de crecimiento. Con esta técnica buscamos  localizar la producción de resina, lo que mejorará nuestro rendimiento. Además, mejoraremos la entrada de aire y luz a nuestra planta si lo realizamos de forma correcta. 

Para eliminar las hojas, simplemente tendrás que quitar las hojas ya sea con tus manos o utilizando unas tijeras. Las plantas de cannabis se recuperan muy rápido de la defoliación, ya que tienen mucha facilidad para realizar la fotosíntesis, con lo que es una técnica muy adecuada.

Entrenamiento de Bajo Estrés (LST o Doblado)

Este método crear mucho menos estrés a tus plantas de marihuana porque sólo están atadas o dobladas. De hecho, esta táctica de bajo estrés consiste en atar o doblar tus plantas para que adopten una forma que les permita crecer de forma más eficaz. En este caso no tenemos que cortar absolutamente nada.  Gracias a esta forma de doblado, puedes hacer que tus plantas cultiven una fila horizontal de cogollos. Debes de doblar aquellas ramas que sean más altas que el resto. Puedes atarlas o usar pesos. El Super Cropping es una técnica en la que se dobla tanto la planta que ese punto resulta algo dañado.  Para esta técnica puedes usar alambres o unas bridas, así como cordel de cáñamo. Todo ello te ayudará a doblar tus plantas. En este caso, si no eres muy pro es mejor usar bridas blandas o alambre para jardinería como estas.

Super Cropping (o Entrenamiento de Alto Estrés)

Al contrario que el entrenamiento de bajo estrés, el entrenamiento de alto estrés o super cropping se realiza al final de la fase vegetativa o justo al principio de la etapa de floración. Con este método, doblaremos muchísimo el tallo de la planta sin llegar a romperlo buscando una reacción defensiva de la planta, que hará que aumente el crecimiento. 

El objetivo es es que los cogollos crezcan hacia los lados, con lo que estarán expuestos a luz en toda su longitud en lugar de estar envueltos en sombras. Esta técnica tiene un alto riesgo, con lo que sólo deberá ser utilizada por los cultivadores más expertos, pero nos puede dar unos rendimientos muy altos. 

Supercropping marihuana

Si realizando el super cropping rompes un tallo de la planta o una rama, no te preocupes. Tapa la herida con cinta adhesiva y en unos 10 o 15 días debería estar de nuevo lista. Este proceso requiere de cierta paciencia para identificar los tallos correctos y de técnica para doblar con maña los mismos sin llegar a romperlos. 

Consejo Pro 5: Controla la humedad de tu habitación mientras estás en la fase vegetativa

Mantén la humedad de tu habitación en torno al 65% con temperaturas entre 22ºC y 30ºC. Recuerda siempre tener aire en movimiento gracias a los ventiladores y extractores de humo.

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Etapa Vegetativa del Cannabis: Cultiva con la Forma Perfecta

Como te hemos explicado, en esta fase querrás que tus plantas pequeñas se conviertan en grandes, sanas y frondosas. Si tienes el espacio suficiente, deberías tratar de que tus cogollos estén en forma horizontal para que así se vean más expuestos a la luz y no sean tapados por otros cogollos, lo que te dará mejores rendimientos. La fase vegetativa del cannabis es la preparación para la etapa de floración. 

Es el momento en el que fijamos los estándares que queremos para nuestros rendimientos porque ahora es cuando podemos alterar el crecimiento con las técnicas que te hemos mostrado antes, lo que hará que tengas más tallos y más rendimientos. 

A continuación, te vamos a explicar los mejores consejos para la fase de floración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te pierdas ninguna novedad