Portada » Guía para cultivar marihuana » Consejos Fase Floración

Mejores consejos para la fase de floración

La fase de floración es el momento que llevamos tanto tiempo esperando. Para el cultivador de marihuana, es la parte más importante y donde se verá todo el trabajo que hemos realizado. Vamos a comentarte ahora cómo debes de ocuparte de tus flores de cannabis para conseguir el mejor rendimiento con el que hayas soñado. 

Cuando tus plantas pasan de la fase vegetativa a la de floración, el crecimiento se vuelve más lento. Cuando las plantas empiezan a desarrollar flores -los llamados cogollos-, es el momento de tratar la planta de forma diferente. Esto significa cambios en la luz y en los nutrientes con lo que alimentamos a nuestra planta en la fase de floración. 

  •  

Tabla de contenidos

Mientras que nuestras plantas han estado creciendo como locas durante la fase de vegetación, nuestras plantas serán ahora más propensas a tener más problemas, así que hay que tratarlas con delicadeza. Todo cuanto ocurra a partir de ahora afectará a tu rendimiento, para bien o para mal.

La fase de floración nos llevará unas 8 semanas y consiste en los siguientes pasos:

  • Transición
  • Primeros cogollos
  • Crecimiento de los cogollos
  • Maduración de los cogollos
  • Cosecha
cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Diferentes fases en la floración del cannabis

Hay cuatro tipos de lámparas que puedes usar para hacer crecer el cannabis:

  • Luces de crecimiento LED
  • Luces Fluorescentes (T5 y CFL)
  • Luces de crecimiento de haluro metálico o Metal Halide
  • Luces de crecimiento HPS o High Pressure Sodium

Cada una de estas opciones tiene sus pros y sus contras, y pueden ser utilizadas en diferentes fases del ciclo de cultivo. Asimismo algunas son más útiles dependiendo del tamaño del cultivo. En este artículo nos vamos a centrar en aquellas que utilizarás más a menudo en una operación de cultivo más comercial. 

Fase 1: Entrando en la fase de floración de la marihuana

Para que tus plantas entren de manera adecuada en este nuevo ciclo vital, deberás asegurarte de que estás usando la correcta luz para la etapa de floración. Gradualmente cambia el ciclo de las luces hasta que alcances el ratio 12/12 entre luz y oscuridad. Al estar cultivando en el interior, podrás crear las condiciones atmosféricas perfectas para tus plantas. Recuerda que cuanto mejor controles los ciclos de luz, mejor cannabis tendrás en la fase de floración y mayor rendimiento obtendrás. 

Las primeras 1 a 3 semanas de la etapa de floración es la llamada fase de transición y sus plantas aún estarás creciendo. De hecho, tus plantas podrían doblar su altura en este momento dependiendo de la cepa que estés usando. 

Fase 2: Observando tus primeras flores

Antes de ver tu primera flor de marihuana, o cogollo, querrás dar soporte a tus plantas todo lo que puedas durante la fase de crecimiento. Una vez que ya has visto tus flores, querrás optimizar los nutrientes y la luz. Ahora es el momento de cambiar a los nutrientes de la fase de floración. Encuentra aquí una guía sobre los nutrientes que debes elegir. 

Recuerda que sólo las plantas femeninas desarrollarán cogollos. Podrás asegurarte de tener plantas femeninas usando semillas feminizadas. 

En la semana 3 o 4, podrás empezar a ver los primeros cogollos reales en lugar de pistilos peludos. El crecimiento de la planta se ralentizará muchísimo en este punto -tendrás que prestar una gran atención a la salud de tus plantas en este punto. Verás algunas hojas muertas, lo cual es normal, si no se les aplica la suficiente luz, por ejemplo. Sin embargo, no querrás una enfermedad muy grave en este punto que te arruine todas las plantas, por ello debes de controlar los niveles de nutrientes y observar tus plantas de cerca para que nada raro ocurra. Consulta aquí cómo controlar la luz en tu cultivo de marihuana.

Fase 3: Vemos los bellos cogollos de cannabis

¡Ya tenemos nuestros cogollos! Los pistilos empezarán a verse por todos los lados y los cogollos se harán más grandes cada día. ¡Enhorabuena! Por fin ya tenemos nuestros cogollos de marihuana listos para ser fumados. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Mejores consejos para la fase de floración

Consejo Pro 1: Sólo corta ramas y hojas que estén muertas

Quizá sea tentador cortar grandes rama, pero tus plantas necesitan todo el poder y la salud en este mismo momento. Nunca pruebes las flores recientemente desarrolladas. Déjalas crecer en paz. Quizá quieras doblar tus plantas y atarlas para crear una forma más horizontal, como de mesa, en lugar del árbol de Navidad.

Consejo Pro 2: Mantén la humedad en torno al 45%

Cuando hablamos de controlar la humedad en la fase de floración, mantén la humedad de tu habitación en torno al 45%. Aunque las plantas de cannabis amen la humedad, especialmente en la fase de clonación y vegetación, en la fase de floración no quieres que tus cogollos se humedezcan demasiado, por lo que mantén siempre la humedad en torno al 50%. 

Asegúrate de hacerte con un buen termohigrómetro (te proponemos este aquí) y mide tu habitación todos los días, usando un deshumidificador si ves que la humedad empieza a crecer de una forma peligrosa. Un deshumidificador de unos 12 litros como este harán su trabajo para la mayoría de habitaciones, ya sean tiendas pequeñas a espacios de unos 150 metros cuadrados. Para habitaciónes más grandes, quizá te interese deshumidificadores más grandes de unos 24 litros como este. 

Consejo Pro 3: Usa sistemas de aire con filtrado de carbón

Si aún no te ha ocurrido, este es el momento en el que tus plantas desarrollarán el llamado olor a marihuana. Por ello, tienes que usar un sistema de filtrado de carbón para que entre aire fresco constantemente en tu habitación y eliminemos el olor cuando salga al exterior. Ahora mismo, tus plantas necesitarán muchísimo CO2 para crecer y para que estén sanas. 

En las semanas 4 a 6 de tu fase de floración, los cogollos se harán mucho más grandes y gordos. Mientras que las flores se mostrarán como pequeños pistilos blancos, tus plantas necesitarán más fósforo y potasio. Ambos son muy importantes para la formación de cogollos. Estos nutrientes ayudan a la floración. 

Consejo Pro 4: Evita quemar la planta con nutrientes

La quema de tus plantas por los nutrientes puede ser una fuente de decaída de la salud de tu planta. Asegúrate de no dar demasiados nutrientes a tu planta. Verás que la punta de las hojas parecerán quemadas si das excesivos nutrientes a tus plantas. 

Consejo Pro 5: Sujeta tus cogollos más pesados para mantener la exposición a la luz

En este punto no tienes que pensar en atar tus plantas. Sin embargo, quizá quieras sujetar tus cogollos para mantenerlos cerca de la luz si son demasiado pesados para tu planta.

Consejo Pro 6: Poda el exceso de foliación

Algunos profesionales podan sus plantas en este punto (defoliación) para que sus plantas se centren en el crecimiento de los cogollos. Asegúrate de dejar las suficientes hojas para que tus plantas se mantengan sanas. Las hojas son las que alimentan el sistema, con lo que ayudan al crecimiento de los cogollos. 

En torno a las semanas 6 a 8, tu planta habrá parado la fase vegetativa completamente y sólo estará centrada en los cogollos. Algunas hojas se habrán vuelto marrones en el fondo, lo que es completamente normal. Tus plantas son sensibles a la falta de nutrientes en este punto. De esta forma, revisa los niveles de pH para asegurarte que tus plantas tienen todo lo que necesitan. Aquí puedes conseguir un medidor de pH.

Flores marihuana

Consejo Pro 7: Evita la quemadura por luz

Aunque tus plantas amen las luces poderosas de crecimiento, asegúrate de que no tengan un nivel demasiado alto de luz y de calor. Si usas una tienda para cultivar, asegúrate de que tenga la altura suficiente para que tus luces estén al menos entre 30 y 90 centímetros por encima de tus plantas. Si usas lámparas de voltaje más elevado (1000W o similar), deberías estar en lo más alto del rango que te hemos dicho, mientras que si tienes lámparas de voltaje más bajo )250W o similar) puedes estar en la parte baja del rango. Eso sí, mantén siempre al menos 30 cm de distancia. 

Una cosa te tenemos que comentar acerca de las luces en la fase de floración que tiene una importancia vital. Una vez que cambies las luces, nunca nunca vuelvas atrás. Nunca expongas a tus plantas a luz en la fase oscura del día. No querrás confundirlas o que vuelvan a la fase vegetativa. Esto podría afectar dramáticamente tu rendimiento. Es la oscuridad ininterrumpida lo que lleva a tus plantas a florecer. 

Tienes que asegurarte que esta oscuridad no se ve interrumpida, ¡ni siquiera un minuto de luz por la noche! Puedes usar un temporizador programable para asegurarte de que no se te olvida encender o apagar las luces. Además, querrás primero probar estos ajustes para ver si funcionan en lugar de dejar tus plantas en manos de la tecnología. Un fallo aquí sería gravísimo después de todo el trabajo que hemos hecho. 

Las flores de tu planta de cannabis estarán listas para su cosecha antes de la semana 8. Tendrás que vigilar tus plantas de cerca en este punto y tratarlas como a una señorita. Atén todas sus necesidades. Quizá quieras refrescarlas de vez en cuando usando agua pura unos días antes de la cosecha. Entre la semana 8 y 10, estarán listas para la cosecha, dependiendo de las cepas usadas. La intensidad del olor de la marihuana es un buen indicador. Tus plantas se estarán volviendo amarillas en este momento, lo que es otro indicador de que han acabado la fase de floración. No subas los niveles de nutrientes. En este momento tus cogollos deberían ser altos y gordos… así que…

¡A disfrutar!

Ahora puedes consultar aquí cómo recoger tus cogollos de la planta de cannabis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te pierdas ninguna novedad