Portada » Consejos de Cultivo » Cómo hacer semillas feminizadas

Cómo cultivar semillas feminizadas en casa de forma sencilla y comprar plata coloidal

Lo primero que nos tenemos que preguntar es qué son las semillas feminizadas y por qué nos interesa conseguirlas cuando estamos cultivando marihuana. Las semillas feminizadas son aquellas que obtenemos cuando juntamos dos plantas femeninas juntas. El resultado de que no haya ningún pariente masculino nos lleva a conseguir sólo plantas hembra, que son las que nos dan nuestros amados cogollos. 

De esta forma, si obtenemos sólo plantas femeninas, siempre conseguiremos cogollos y no nos tendremos que preocupar por quitar las plantas masculinas de nuestro cultivo. Puedes leer nuestro artículo de plantas masculinas vs femeninas.

Tabla de Contenidos

Por qué conseguir semillas feminizadas

La mayoría de los bancos de semillas que tenemos nos ofrecen semillas feminizadas. Y es que los cultivadores prefieren cultivar directamente plantas femeninas, que ya saben que van a dar cogollos. ¿Y cómo lo hacen los bancos de semillas? Simplemente juntando dos plantas femeninas. Y esto también lo puedes hacer tú en casa. 

La idea principal es forzar a una planta femenina a producir sacos de polen como hace una planta masculina. Estas flores masculinas que crecen en una planta femenina crea polen, que puede ser cultivado y se usa para polinizar una planta de cannabis. De esta forma, las semillas van a ser todas femeninas. 

Estas semillas feminizadas son muy eficientes tanto para cultivos indoor como en exterior. Y es que no tenemos que esperar para ver si vamos a tener cogollos o no, sino que vamos a estar completamente seguros de ello. Nos vamos a quitar varios problemas de enmedio. 

Ventajas de cultivar semillas feminizadas

La llegada de las semillas feminizadas produjo una revolución absoluta en el sector. Y es que los cosechadores ya no tenían que esperar varias semanas para saber si sus plantas iban a ser femeninas, y por consiguiente producir cogollos, o masculinas. Después, tendrían que tirar la mitad de la cosecha para evitar la polinización, lo que nos da varios puntos de ventaja:

  • Ahorro del espacio: Si tenemos problemas de espacio en nuestro espacio de cultivo, aquí estaremos seguros que cada planta que cultivemos va a producir cogollos. Nos quitamos varios problemas de enmedio. 
  • Confianza. Estaremos seguros de que vamos a producir plantas femeninas en un 99%. Y es que estas semillas sólo tienen cromosomas femeninos, así que es un método seguro. 
  • Sin polinización: Al no tener plantas masculinas en nuestra habitación de cultivo, nos evitamos la polinización, así que no habrá ningún tipo de semillas durante el período de floración.
cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

¿Cómo forzamos una planta femenina para producir polen?

Tenemos dos formas de conseguir un polen feminizado:

  1. Inducir polen feminizado de forma química. Esta es la forma más profesional de feminizar nuestras semillas. De hecho, es cómo lo hacen los bancos de semillas más reputados y los cultivadores que venden estas semillas feminizadas al gran público. Algunas sustancias como la plata coloidal y el ácido giberélico se usan porque producen plantas femeninas para formar sacos de polen masculinos si los cogollos son mojadas todos los días por las primeras 3 o 4 semanas después del cambio a 12-12. 
  2. Rodelización. Cuando estamos en la naturaleza, algunas plantas de cannabis femeninas comenzarán a crear sacos de polen de forma natural, y éstas pueden ser auto-polinizadas. Esto ocurrirá si la planta está estresada o si la planta no se cosecha a tiempo y los cogollos comienzan a morir por envejecerse. En este punto, la planta va a hacer todo lo necesario para salvar la próxima generación. Este método natural y estas semillas acabarán siendo todas femeninas, en su mayor parte, pero el problema es que estás seleccionando plantas que son naturalmente hermafroditas sin inducción química. Esto significa que las semillas que resulten de esto podrían ser también hermafroditas de forma natural. Por ello, no te recomendamos demasiado que feminices estas plantas de esta forma. 

Producir semillas feminizadas por el método de la plata coloidal

A continuación te vamos a hacer una guía al detalle de cómo producir semillas feminizadas por el método de la plata coloidal. Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Compra plata coloidal o prodúcela en casa. Es muy probable que nunca hayas oído hablar de la plata coloidal. Básicamente es una mezcla destilada a base de agua. Te vamos a decir dónde la puedes comprar, aunque también la puedes producir en casa.

También te hemos hablado de la posibilidad de realizarlo con ácido giberélico, pero la verdad es que siempre se usa la plata coloidal. Por ello, aconsejamos lo primero. 

  1. Selecciona una planta que quieras clonar.
  2. Pulveriza la planta a feminizar con plata coloidal a diario. 
  3. Cultiva tu planta feminizada. 
  4. Poliniza otra planta femenina. 
  5. Espera unas 6 semanas para cultivar tus semillas. 

Haz Semillas Feminizadas – La Guía Paso a Paso

Sigue estos puntos para hacer semillas feminizadas en casa por el método de la plata coloidal.

  1. Compra la plata coloidal

Si quieres hacer semillas feminizadas por el método de la plata coloidal, obviamente lo primero que necesitas es conseguir este producto. Es un producto muy fácil de conseguir porque se usa como complemento para la dieta. Te aconsejamos que compres uno que tenga al menos 30 PPM de plata o más. 

Si eres un gran cosechador, quizá quieras producir la plata coloidal en casa. Para ello, vas a necesitar un kit generador de plata coloidal. Hazte con uno y tu vida será más fácil entonces. 

También puedes hacer tu propia plata coloidal. Para ello encontrarás una guía al final de este artículo.

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

2. Selecciona la planta que quieras feminizar

Ahora es el momento de seleccionar tu planta ideal. Lo normal es feminizar esquejes, ya que controlarás todas las características de crecimiento y de la floración. Además, una vez que tu esqueje esté bien enraizado, no tienes necesidad de un crecimiento vegetativo. Planta el esqueje en una maceta pequeña y dale 1 o 2 días para recuperarse, para a continuación continuar con un ciclo de luces de 12-12. No necesitarás una planta muy grande porque la marihuana produce una gran cantidad de polen. 

Consejo Pro 1

Cuando hayas seleccionado una planta, haz dos esquejes: uno para feminizar y otro para polinizar. De esta manera, se crea un espacio de cría separado, evitando la inseminación o polinización accidental del resto de plantas del cultivo.

3. Rocía tus plantas con la plata coloidal

Una vez que has cambiado a la fase de 12-12, ya podrás iniciar la fase de floración. Empieza con una planta madura, así que espera mejor que tu planta tenga 5 o 6 semanas de edad. 

En cuanto hayas cambiado el ciclo de la luz, o un par de días después, comienza a rociar tus plantas con la plata coloidal en cada uno de los cogollos que quieras convertir en sacos de polen.  

Tienes que continuar con el spray todos los días hasta que tus sacos se abran. No acabes de rociar tus plantas antes aun si parece que los sacos de polen ya se están formando. Y es que sino no vas a conseguir suficiente polen. 

Puedes comprar un spray como este que ves.

Puedes rociar todos tus cogollos o dejar algunos sin tocar. Eso sí, ni se te ocurra fumarte un cogollo que haya sido rociado con la plata coloidal. Muy importante. De esta forma, mejor rociar todos los cogollos de tu planta para evitar sustos. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

4. Cultiva tu polen feminizado

Cuando los sacos de polen empiezan a resquebrajarse y parece que se están abriendo, o incluso si ya se han abierto, entonces estamos listos para cultivar. Puedes ir abriendo tus sacos de polen y dejarlos secarse durante una semana, y después ponerlos en una bolsita. Si mueves tu bolsita de polen, ésta debería fácilmente desprenderse, aunque en algunos casos quizá la tengas que abrir tú mismo. 

Si quieres almacenar tu polen feminizado, tienes que tener mucho cuidado con la humedad. Para evitar que esto suceda, puedes añadir harina para cocinar, lo que hará que se absorba la humedad cuando estás almacenando este polen. Incluso puedes guardar tu mezcla en el congelador y almacenarla por un año o incluso más. 

5. Poliniza una planta femenina

Cuando la planta que vaya a hacer de madre lleve 2 o 3 semanas en la fase de floración, coge un pincel y pon tu polen feminizado en los cogollos que se están desarrollando y que queremos polinizar. Estos cogollos los vas a encontrar donde las hojas se juntan con los tallos. 

Sólo aquellos cogollos que hayan entrado en contacto con el polen van a formar las semillas. Puedes elegir polinizar todos tus cogollos o solo unos pocos. 

6. Espera 6 semanas para recoger tus semillas

Normalmente se tarda unas 6 semanas en que tus semillas feminizadas se desarrollen del todo. En muchas ocasiones, las plantas se te van a morir cuando las semillas están a punto de caramelo, así que para conseguir más semillas, necesitarás mantenerlas vivas hasta que las semillas se empiecen a caer. Podrás usar las semillas automáticamente o almacenarlas en un lugar fresco y seco durante varios años. 

Semillas feminizadas mediante el método de rodelización

Otro de los métodos que puedes usar para obtener semillas feminizadas es mediante el estrés o la rodelización. Hay varias formas de causar estrés a nuestras plantas para que desarrollen flores masculinas como cambios en la temperatura, la nutrición o el pH. La mayoría de la gente que usa este método se inclina simplemente por recoger la cosecha 2 o 3 semanas más tarde para que la planta desarrolle algunas flores masculinas sin estresarlas demasiado y no causar más problemas. 

Esta técnica va a producir mucho menos polen, pero puede ser efectiva. Además, lo bueno de esta técnica es que es totalmente natural y no se usa ningún producto químico. Será una buena opción para aquellos amantes de la simplicidad y contrario al uso de químicos. Lo malo es que muy probablemente vamos a obtener un gran número de plantas hermafroditas.

Comprar plata coloidal o cómo fabricarla en casa

Para feminizar tus plantas por el método que te recomendamos vas a necesitar plata coloidal. Aunque es un producto que se puede conseguir fácilmente online, quizá lo quieras conseguir hacer en casa, sobre todo si quieres cantidades industriales de este producto. Ahora vas a ver cómo lo puedes realizar. También puedes conseguir un kit de plata coloidal. En este caso, sólo tendrás que enchufarlo y ya tendrás tu producto. 

¿Cuál es el proceso químico detrás de la plata coloidal? Este producto se forma pasando una corriente de un electrodo de plata pura a través del agua destilada. Este agua pasará la suficiente electricidad para crear micropartículas de plata y la ionizará. 

Material necesario

  • Adaptador de corriente de 9-12 voltios o batería de 9 voltios. 
  • Cable eléctrico
  • Agua destilada. No uses agua del grifo, ya que contiene impurezas. 
  • Plata pura. Debe de tener una pureza del 90% y podrás usar monedas de plata, por ejemplo, o alambre de planta. 
  • Pinzas de contacto para sujetar la plata.
  • Medidor de ppm

Guía paso a paso para realizar plata coloidal

  1. Tu adaptador tiene que estar a 9-12 voltios. 
  2. Pela los dos extremos del cable.
  3. Conecta las pinzas con cada uno de los extremos del cable. También lo podrás soldar. 
  4. Fija los cables a la terminal positiva (roja) y a la negativa (negra) con el adaptador desenchufado. 
  5. Sitúa un extremo de plata en cada uno de los extremos de cada pinza. No se deben de tocar entre sí. Llena un recipiente con agua destilada. Con medio litro tendrás suficiente. 
  6. Suspende la combinación de pinza de contacto y plata en el agua, en lados opuestos del vidrio. 
  7. Enciende ahora el adaptador. Si has usado una bateria, el proceso se habrá iniciado cuando has sumergido los electrodos en el agua. 
  8. Cuando hayan pasado 20 minutos, saca los electrodos y mide con el ppm. Deberás tener una concentración de 15ppm o más. El color debería ser de dorado pálido. 
  9. Limpia el óxido de los electrodos de playa y guarda el kit. 
  10. La plata coloidal puede ser guardada en una botella de de vidrio en sitio fresco y sin luz, pero no en el frigorífico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te pierdas ninguna novedad