Portada » Guía para cultivar marihuana » Secar la Marihuana

Secado de marihuana rápido – Detalles para secar el cannabis

Después de varias semanas cuidando a nuestras plantas, el momento de la verdad está aquí. Hemos elegido el tiempo idóneo para recoger nuestra cosecha y ya has empezado a cortar tus plantas. En el proceso de manicura, habrás quitado todas las hojas de tus plantas. Ahora mismo, te has quedado sólo con tus cogollos. En otras palabras, te has quedado con lo más importante de nuestra producción de marihuana. Vamos a hablar de los últimos pasos de nuestro cultivo hidropónico. El secado y la cura es el proceso de extracción de la humedad de tus cogollos para crear mejores rendimientos. 

El primer paso que debes dar es secar el cannabis. Para hacerlo, deberás colgar tus cogollos del revés usando cuerdas en tu habitación de cultivo. Si eres capaz de secar tus cogollos de forma cuidadosa, esto tendrá un gran impacto en la potencia, el sabor y el aroma de tu cosecha. Claramente, estarás buscando el mejor sabor y el mejor producto que puedas obtener. Nuestra guía de “Cómo Cultivar Marihuana” no sólo te enseña a hacerla crecer, sino también el secado es vital para ello. ¡Vamos al lío!

Tabla de contenidos

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Secado del cannabis: Por qué y cómo hacerlo

El secado y el curado (sí, como los jamones) de tu cosecha te traerá toneladas de beneficios. Esto incluye:

  • Mejorar tu sabor
  • Alisar los cogollos
  • Disminuir las opciones de que se de ansiedad o paranoia
  • Reducir el riesgo de moho

El secado de la marihuana empieza justo después de secar tu planta. Para una producción comercial mediana o grande, te recomendamos que haya unas 6 personas cuando se recolecta y se cuelgan los cogollos para su secado. Dos personas serán encargadas de cortar tus plantas, tres para finalizar la poda, y una para colgar los cogollos en las líneas de secado. Cuanto menos tiempo estén tus plantas en las papeleras, mucho mejor. 

Colgar la marihuana

La persona que sea encargada de cortar tus plantas, deberá hacerlo desde la raíz mientras que la persona que finaliza la poda deberá cortar todas las hojas extras. La poda de todas las hojas y ramas acelerará el proceso de secado. Menos hojas harán que tus cogollos sean menos duros. 

Consejo Pro 1

Usa guantes de usar y tirar para proteger tus manos de la resina pegajosa que suelten tus cogollos.

Usa diversas cuerdas para secar tus cogollos. También podrás usar pinzas o perchas de la ropa. Permite que tus cogollos se sequen tranquilamente durante 5 o 7 días. No necesitas hacer soplar aire caliente en tus cogollos. De hecho, el secado lento es mejor para tus cogollos. 

  • Paso 1: Para que tus cogollos se sequen lentamente, elige una humedad del 50% y una temperatura alrededor de 21ºC. Una vez que las ramas pequeñas se rompan, los cogollos estarán listos para secarse en tarros. 
  • Paso 2: Para el secado en botes, elige una humedad del 60% y la misma temperatura de 21ºC. Después de poner estos cogollos en los tarros, asegúrate de abrirlos diariamente durante 1 a 3 semanas. En total, querrás secar tu cannabis durante unas 8 semanas. Dependiendo de las cepas usadas, este proceso puede durar hasta 6 meses para obtener tus mejores resultados. 

Te hemos leído el pensamiento. El secado de tus cogollos en una estufa o un microondas puede ser más rápido. Sin embargo, el olor será terrible, el sabor será malo y te darán dolores de cabeza. Lo puedes probar si quieres, pero no te lo recomendamos para nada. Has llegado muy lejos para darte ahora prisa y estropear tu cosecha. Asimismo, evita los ventiladores lo máximo posible. Si vives en un área muy húmeda, quizá tenga sentido usar uno, pero nunca lo apuntes directamente a tus cogollos. 

secar la marihuana

Consejo Pro 2

Revisa tus cogollos a diario cuando los estés secando. Sigue secándolos mientras por fuera se mantengan secos y los tallos más pequeños se rompan en lugar de doblarse cuando se toquen. Los tallos más grandes se seguirán doblando, y así es cuando sabrás que lo estamos haciendo bien. 

cropped-LogoMakr_5yInkH-150x150

Secado de Marihuana: Usando tarros o botes

Los tallos más grandes aún se doblarán, mientras que los más pequeños se estarán rompiendo. Este es el momento perfecto para secar tus cogollos en un bote. Si la parte exterior está seca, es muy improbable que se cree moho. No pongas tus cogollos en un bote si la parte exterior aún está húmeda.

Consejo Pro 3

La idea de secar en una jarra es similar a la idea de cultivar indoor en lugar de hacerlo en el exterior. Almacenar tus cogollos en botes te dará un control absoluto del ambiente. Es mejor usar tarros con un diámetro grande. También tienes que asegurarte que usas tarros de cristal para saber qué está pasando dentro.

Llena cada uno de los botes con un 75% y asegúrate de que dejas algo de aire en lo alto del tarro. Si agitaras tu bote, tus cogollos se deberán poder mover en el interior. Si tus cogollos se mantienen pegajosos dentro, necesitarás secarlos un poco más en tus líneas de secado antes de ponerlas en las jarras de nuevo. 

secar marihuana tarros

Consejo Pro 4

Si ves que tus cogollos están un poco húmedos dentro del bote, deja la tapa de tu jarra abierta para que se sequen más.

Puedes revisar si el proceso de curado de tu plantación de marihuana va por el camino correcto abriendo los tarros todos los días al principio. Haciendo esto te permitirá controlar el proceso y, además, añadirá aire fresco al bote, algo necesario para tus cogollos. Además, puedes usar un aparato para medir la humedad (higrómetro) dentro del tarro, recordando que el 60%-65% sería lo ideal. 

Después de varios meses de plantación y crecimiento de tus plantas, estamos llegando al momento final. Da a tus plantas algo de tiempo para obtener tus mejores resultados. Te estás convirtiendo en un cultivador absolutamente experto en las últimas semanas. 

En el proceso de secado de tus cogollos, aún estarás produciendo THC y otros cannabinoides. ¡Tus cogollos siguen haciéndose más fuertes!

Una vez que tus cogollos se hayan secado bien, ya puedes almacenarlos todo el tiempo que quieras. El riesgo de que se creen bacterias o moho es muy reducido. Un contenedor aislando totalmente en un lugar oscuro te permitirá almacenar tus cogollos hasta dos años sin que decrezca la calidad. Un secado lento de tu plantación de cannabis significará diversión a largo plazo. También puedes hacer que tu plantación dé aceite CBD o tintura, algo muy popular últimamente. 

¡Gracias por seguir todos nuestros consejos sobre cómo cultivar marihuana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te pierdas ninguna novedad